Aug 222013
 

El análisis de James Petras

image002

“Obama está apoyando completamente toda la política reaccionaria. Hace años que está continuando la política de apoyar las monarquías autocráticas en el Golfo, incluso utilizándolos para financiar a los terroristas en Siria y en cualquier otro lugar. Tiene posturas muy engañosas con Egipto, sigue pensando que no es un golpe para seguir dando mil millones de dólares de apoyo a la dictadura militar. Así apoyó la destrucción de Gadafi y ahora se lava las manos del caos y la destrucción que han sembrado”, dijo el sociólogo norteamericano James Petras, al analizar la política estadounidense en el mundo. Además, Petras resaltó la movilización popular que se realizó este lunes en Colombia y continuó con el desarrollo de la realidad egipcia.

Efrain Chury Iribarne: Oyentes, como cada lunes tenemos el gusto de darle la bienvenida a James Petras allí en Estados Unidos. Buen día Petras, ¿cómo estás?

James Petras: Estoy muy bien. Hemos tenido un fin de semana de pesca, con mucha suerte pesqué 3 corvinas de más de 4 kgs, más otros peces que podríamos poner en el horno.

EChI: Pero esa es una pesca exitosa en cualquier parte del mundo Petras.

JP: Exactamente, por eso digo que estoy muy contento este lunes.

EChI: Naturalmente. Los oyentes saben que estamos conectados con James Petras para analizar los principales temas del mundo. ¿Por dónde empezamos hoy?

JP: Podríamos empezar con las masacres en Egipto, donde el gobierno respaldado por los EEUU que sigue recibiendo 1.300 millones de ayuda militar más 400 millones de armas de la Unión Europea, están masacrando incluso a presos ya en transportes para mantener el control y evitar cualquier protesta.

Este gobierno tiene un esquema de imponer por la violencia y la fuerza un régimen pro Israel, pro norteamericano y contrarrevolucionario, contra la democracia.

Mientras tanto debemos analizar por qué este gobierno surge en este momento. La razón es que el gobierno de centro derecha, el gobierno de Mursi, dentro del marco democrático no podría realizar el proyecto neoliberal, se prestó al servicio del imperialismo en Siria apoyando el golpe y la invasión de Libia. Pero era insuficiente a controlar las huelgas y protestas acumulando.

Y a estas protestas se incluyeron apoyantes lúmpenes, mafiosos del régimen anterior de Mubarak. Y ese era un error fantástico de la izquierda que permitió combinar fuerzas con la ultra derecha y los golpistas para tumbar un gobierno que no necesariamente  era progresista pero que dentro de un marco democrático permitía las huelgas, permitía la protesta. Ahora nada, con los militares en poder hay purgas, hay asesinatos, hay masacres, no hay ningún sindicalista que antes participaba contra Mursi que se atreva a salir a la calle porque tienen miedo de las ametralladoras y francotiradores. Y ese es el drama.

Ahora, en la política internacional, Washington quiere que terminen las masacres para imponer la imagen de un régimen en transición a la democracia, que es imposible mientras hay miles de muertos, heridos, encarcelados y torturados. Entonces, hacen alguna crítica tibia pero nunca ponen en cuestión la ayuda militar ni ninguna medida que pudiera llamarle la atención al carácter dictatorial del gobierno.

Y esta situación es una indicación de que hay una vuelta hacia la derecha por parte de los gobernantes en esta región. En el momento en que surge, los movimientos pro democráticos han pasado. Ahora la polarización va a ser entre los islámicos y la dictadura. Y con pocas posibilidades de que una izquierda desligitimizada por su actuación con los golpistas puedan tener algún protagonismo.

EChI: Petras, la información por un lado se dice que Israel intervendrá en Egipto si es necesario y está acechando la presa. Y por otro lado dice que los Estados árabes están contra el pueblo de Egipto. Allí está Arabia Saudita, Jordania, apoyando aparentemente la actual dictadura que hay en Egipto. ¿Esto es así?

JP: Sí, exactamente, el régimen, uno de los más reaccionarios en el mundo, con la más grande concentración de riquezas, el más autocrático es Arabia Saudita. Es uno de los regímenes más podrido, más represivo hacia mujeres, a los derechos civiles, . Ellos son el principal apoyante de la dictadura militar. Son la fuerza principal apoyando el terrorismo contra el gobierno en Siria. Son las fuerzas que apoyan cualquier intervención imperialista en cualquier parte del mundo. Y ellos sí, son unos de los principales países, más allá de los países del Golfo y Jordania, el rey de Jordania, desde su abuelo, está en el recibimiento de pagos por parte de la CIA para no apoyar a los palestinos y mantener la paz en la frontera con Israel, a pesar de la expansión colonialista.

Entonces, Jordania, los países de Golfo, Arabia Saudita tienen una línea lógica como el gobierno militar represivo pro norteamericano en acuerdo con Israel, es la misma línea que ellos están aplicando. Entonces, en esta lógica obviamente Washington tiene aliados firmes, hay un arco de reacción que pasa por Arabia Saudita, los países del Golfo, Jordania y ahora Egipto e Israel. Aparentemente es una ola nueva de la derechización que debemos entender que va a provocar otro tipo de lucha, más allá de la lucha por los derechos democráticos.Yo creo que vamos a encontrar auge de conflictos más violentos contra este tipo de regímenes cerrados y represivos.

EChI: Uno encuentra en esa región actualmente un centro de fascistisación de la política y de la ideología.

JP: Bueno, el fascismo tiene características en Egipto porque no siempre es una dictadura masacradora que está haciendo una purga de todas las instituciones políticas y representativas. Pero tiene una base de masa y esas son las características del fascismo. No es simplemente una dictadura represiva como una dictadura militar porque en el caso de Egipto tienen un 20% de la población entre capitalistas y banqueros, pero también una masa lúmpen que pueden utilizar como un brazo armado para entrar en los barrios a asesinar y dejar que el ejército salga con las manos limpias.

En este caso, en el asesinato de los presos ayer, ellos estaban metidos, los matones y los maleantes que están vinculados con el gobierno y también funcionaban por Mubarak.

Entonces, el Estado dictatorial con respaldo a un sector de la masa está en operación.

Ahora, en Jordania es una dictadura monárquica, lo mismo con el gobierno en Arabia Saudita, no tienen base de masas para dominar la sociedad civil e imponer la política reaccionaria. Esas son dictaduras más tradicionales y no por eso menos represivas.

Pero caracteres fascistas más cerca de lo que está pasando en Egipto, donde hay fuerzas de choque abajo complementando las actividades el Estado. En algún punto tal vez el Estado dictatorial va a llamar la atención a estos grupos porque están cometiendo tantas atrocidades, incluso de apoyantes occidentales, pueden llamarlos a parar y controlar alguna actividad. Pero mientras haya oposición contra el golpe es posible que anden los cuerdos sueltos para hacer las masacres en los barrios, las tiendas, asaltos en las calles. Cualquier mujer que utiliza el velo o cualquier hombre con barba, no sé si bigote, pero cualquiera de barba lo atacan acusándolo de ser un islámico terrorista.

EChI: ¿Barak Obama cómo se expresa ante esta situación?

JP: Obama está apoyando completamente toda la política reaccionaria. Hace años que está continuando la política de apoyar las monarquías autocráticas en el Golfo, incluso utilizándolos para financiar a los terroristas en Siria y en cualquier otro lugar.

Tiene posturas muy engañosas con Egipto. Primero él sigue pensando que no es un golpe para seguir dando mil millones de dólares de apoyo a la dictadura militar. Así apoyó la destrucción de Gadafi y ahora se lava las manos del caos y la destrucción que han sembrado. Apoya la invasión de Siria, para desplazar un régimen que era adversario, pero estable y colaborador en muchas cosas con Obama.

Es un extremista, han dejado a un lado cualquier oportunidad de entrar en negociaciones realistas. Con el nuevo gobierno de Rouhaní en Irán, que ofrece una nueva perspectiva de negociación, Obama da la espalda.

Ataca a Rusia a pesar de que Putin muestra una actitud de acomodación con Washington, incluso limitando la expresión del Sr. Snowden.

Por otra parte podemos ver que Obama rechaza una reconciliación con Venezuela en un lado y es típico de Obama. Habla de abrir nueva página con Maduro el Sr. Kerry y al mismo tiempo respalda las declaraciones de su nueva embajadora en Naciones Unidas, la Sra. Samantha Power que declaró que va a intervenir en la política interna en Venezuela contra lo que ella llama mentirosamente “la represión”.

Entonces, cualquier oportunidad que se abre para arreglar las cosas diplomáticamente y conseguir la paz, Obama toma la iniciativa opuesta. O sea, en Siria provoca el caos y guerra, en Egipto está alimentando con armas la dictadura, en Venezuela sigue apoyando a la oposición terrorista de Capriles.

Entonces, hay una lógica militarista que no deja a Obama terminar con gestiones políticas y militares fracasados.Es un presidente de las derrotas y militarismo sin aceptar que el mundo ha cambiado, que hay que negociar recíprocamente algunos acomodos. No entiende nada de diplomacia y tiene como asesores a individuos que ni siquiera tienen lealtades al Estado norteamericano, que son más fieles a la política de Israel.

EChI: Era más fácil hacer un cálculo de lo que iba a hacer Bush que en lo que va a hacer Obama.

JP: Bueno, era menos engañoso. Obama utiliza siempre el doble discurso.

Habla de paz pero está profundizando las guerras, habla de negociaciones mientras lanza misiles militares. Es más engañoso.

Lo único que podemos decir es que ya hay poca gente que está ilusionada por Obama. Ya hay un desencanto generalizado, realmente tiene poca efectividad en sus discursos demagógicos.

EChI: Qué pena que el desencanto generalmente llega en la segunda Presidencia.

JP: Sí. Pero tenemos una buena noticia hoy Chury…

EChI: ¿A ver?

JP: Hay un paro nacional, incluyendo el paro agrario en Colombia hoy,  19 de agosto. Incluye a enormes sectores populares urbanos, sectores agricultores importantes, campesinos, agricultores de café, trabajadores municipales, grandes marchas poniendo en cuestión toda la política económica del gobierno de Santos y formando el eje de una nueva política.

Entendemos que hay negociaciones de paz en La Habana, sobre un arreglo político social y económico justo. Pero el eje de cambio ahora pasa por otro lado, pasa por los millones de colombianos en marcha y eso es importante. Porque la idea de que el problema de paz en Colombia es simplemente FARC – Santos, ya no pasa por ese lado. No digo que las FARC no tienen gran importancia y prestigio, pero el hecho es que las masas van a determinar la historia y están planteando una serie de reivindicaciones sociales, económicas pero también políticas, porque a partir de este gran paro se está reivindicando otra democracia, más allá del sistema electoral bipartidista y oligárquico.

Esta paro, según las últimas noticias que hemos recibido de Colombia, es un gran éxito. Tanto en el campo -que es algo más raro ver el campo parado- donde no está circulando mercancía y contra los acuerdos de libre comercio que el gobierno de Santos ha firmado con los EEUU, donde las exportaciones agrícolas norteamericanas fuertemente subvencionadas por 20.000 millones de dólares entran libremente a debilitar lo que hay de agricultura en Colombia.

Y del otro lado los sindicatos urbanos, los trabajadores, los indígenas están tomando partido en esta gran movilización. Es una gran señal de que las masas hacen la historia más allá de cualquier acuerdo de los grupos más politizados.

EChI: Muy bien Petras, te agradezco los análisis que has estado haciendo para nosotros. Quedamos comprometidos para el próximo lunes como siempre.

JP: Muy bien, un abrazo a la audiencia.

Did you like this? Share it:

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)