Nov 272013
 

El análisis de James Petras, 99GetSmart

empire.gif

“Ahora estoy trabajando en la complejidad del mundo, mostrando que es cierto que los Estados Unidos, el imperio norteamericano, está en declive como muchos izquierdistas han dicho; pero  también, todos están en declive. Es decir, las fuerzas antiimperialistas han perdido terreno; los anticapitalistas han perdido el camino; como vemos en Europa las fuerzas de la derecha siguen mandando. Y Europa está en declive, peor que Estados Unidos. China deja de crecer dos dígitos, está ahora creciendo a un 7% pero con muchas divisiones internas. Y frente a esto la derecha busca nuevos líderes, nuevas caras, nuevas expresiones”, dijo en su análisis del lunes 25 de noviembre por Radio Centenario (*), el sociólogo norteamericano James Petras. En ese contexto, indicó, “el panorama es contradictorio” y para los pueblos “la única garantía es la organización y la lucha”, afirmó.  En la oportunidad, también analizó los acuerdos de occidente con Irán; las elecciones en Honduras y la situación de Libia. A continuación transcribimos en forma íntegra la  columna de James Petras que Usted puede escuchar/descargar aquí:

http://content.bitsontherun.com/players/iC5rjTuH-hndKM9yc.html

Efraín Chury Iribarne: Buenos días Petras, bienvenido a los micrófonos de la 36, ¿cómo estás?

James Petras: Estamos congelados, hay -10º aquí. Terriblemente frío.

Listo para comenzar este contacto.

EChI: Bien. Si te parece comenzamos con lo que pasó en la reunión del 5+1, sobre Irán.

JP: Es una situación bastante complicada, pero en general es un paso adelante frente a la amenaza de una guerra orientada hacia un ataque contra Irán. El hecho de firmar un acuerdo donde se reconoce que  Irán tiene derecho a enriquecer uranio, es un paso adelante. Ahora, Irán hizo muchas concesiones también, permitiendo inspecciones intensivas, acepta bajar el enriquecimiento de uranio al 5% en vez de 20%y se impone limitaciones para la construcción de nuevos reactores.

Pero al final de cuentas, la Unión Europea anunció que va a bajar o eliminar algunas sanciones, desde el próximo mes. Esa es una gran derrota para los sionistas y los israelitas que querían enfrentar el occidente con Irán, es una derrota para todos los halcones que siempre buscan otra forma de lanzar guerras.

Es una apertura, una oportunidad para los países occidentales incluso Estados Unidos, de concentrarse en los temas económicos y no simplemente a marchar con tropas y aviones para destruir adversarios. Hay una nueva realidad, porque las guerras que han hecho la década pasada han destruido las economías occidentales y tienen que buscar otro camino para construir sus mercados.

En otras palabras el balance es positivo, pese a que tenemos que decir eso, uno tiene que ser muy cauto para ver si Estados Unidos y Europa cumplen con sus responsabilidades, dejan las sanciones y amenazas, y no buscan ningún pretexto para dar un paso atrás. Tenemos que poner delante la necesidad de no sólo poner inspectores en Irán, sino también inspectores sobre el cumplimiento de Occidente para que no empiecen los engaños y las excusas para no cumplir con su parte en este acuerdo. Sabemos que en otras instancias, los países occidentales firman documentos que luego no cumplen.

EChI: El Senado estadounidense cambió el proceso de votación para “evitar el obstruccionismo”. ¿Qué significa esto?

JP: Es anacronismo. En el pasado, el Senado era un club oligárquico donde el Senador podía hablar sin parar y bloquear cualquier nombramiento de un juez u oficial, y eso era posible considerarlo cuando los dos partidos siempre buscan de una forma u otra consensuar política. Pero ahora, con la polarización que existe entre la ultraderecha y el centro derecha, es imposible funcionar como gobierno porque la oposición no permite ningún nombramiento.Hay docenas de nombramientos pendientes que no pueden terminar el proceso de consideración, investigación votos. Por tanto, esto trata de desbloquear un proceso de gobierno.

En otras palabras ahora es más funcional al gobierno, independientemente de que los nombramientos de (Barack) Obama no son nada buenos,  es una forma de evitar la parálisis del gobierno. Y como consecuencia de este procedimiento es más funcional al sistema. Pero el sistema mismo sigue siendo bastante reaccionario.

EChI: Nos vamos a Libia, que parece que va de mal en peor.

JP: Libia no existe como país después de que los países de la OTAN la atacaran, destruyeran el gobierno y asesinaran a su Presidente. Luego, ellos abandonaron el país, pensando que la imposición de un gobierno en el exilio podía gobernar  el país.Pero en realidad, la oposición a Muammar Gadafi son una colección de las peores fuerzas imaginables: hay islámicos terroristas, hay monarquistas, hay bandas de bandidos y dirigentes de tribus. No hay gobierno, no hay funcionamiento económico, la producción ha bajado de más de un millón de barriles de petróleo a menos de cien mil, incluso no hay gasolina para los automóviles en Libia, mucho menos para exportar. Lo mismo en cuanto a seguridad, en cualquier ciudad de Libia cualquiera que tenga un fusil entra a cualquier tienda y toma lo que quiera. La economía productiva, la economía comercial ya no existe, los restaurantes no existen, hay cientos de miles de personas tratando de salir del país, las cárceles están llenas, se multiplican los muertos.-

Todo esto es producto de la invasión occidental que destruyó un gobierno estable y una sociedad muy rica, con todos los beneficios del bienestar social, incluso los matrimonios el día de la boda recibían un departamento de 50.000 dólares como regalo; pero ahora no hay ni bodas ni casas ni ninguna organización.

Hoy Libia es una situación como la  selva: todos contra todos.

Y esto es producto de la intervención occidental o como lo que llaman algunos seudo izquierdistas “una revolución”. Es un chiste de mal gusto. Es terrible.

Las fuerzas muy evidentes en Bengasi u otros lugares donde apoyaban la restauración del monarca hace 40 años atrás. Es un ejemplo de los grandes problemas que genera el imperialismo.

Cuando decimos socialismo o barbarie, tiene todo el sentido imaginable en el caso de Libia. Hay una barbarie hoy allá, se ha destruido una civilización por la intervención de las mal llamadas democracias occidentales.

EChI: Ayer hubo elecciones en Honduras. ¿Puedes hacer algún análisis de eso?

JP: Tenemos claro que el golpe de Estado contra el ex presidente Manuel Zelaya, no podría consolidar un régimen viable. Fue un golpe militar apoyado por Obama y los países occidentales, que derrocó un gobierno electo, que era además moderado, con un proyecto liberal y progresista, que permitía la sindicalización, impulsaba una reforma agraria y pensaba reformar la Constitución para crear una verdadera democracia participativa. Pero el golpe de Estado fue un gran reverso, empezó la represión y la marginalización de la gran mayoría de los jornaleros en las grandes plantaciones y de los pequeños productores. Como consecuencia de la presión internacional, desde América Latina en particular, el gobierno golpista derechista de Honduras, debió reconocer que no tenía ninguna legitimidad y permitió una elección.

En este caso, tanto las fuerzas populares como los sectores del ex presidente Zelaya, presentaron un frente unido y la esposa de Zelaya,  Xiomara Castro, se presentó como candidata. Hay decenas de observadores allá, pero con muchas limitaciones, porque por ejemplo unos días antes de las elecciones de este domingo los militares intervinieron en los centros de la oposición destruyendo la infraestructura y tratando de intimidar a los electores. Pero, a pesar de todo eso, la oposición movilizada consiguió una estrecha mayoría que podría permitir si es posible, un éxito para las fuerzas progresistas y podrían empezar a rectificar todo el mal que hicieron los golpistas.

Pero hay varios problemas. Primero, no tenemos el resultado final y hay indicios de que la derecha está tratando de descalificar votantes y cometer fraude. Al final de cuentas el problema es si se va a dar un conteo honesto, y es muy estrecho el margen entre uno  y otro.

En segundo lugar, el problema es en caso de que gane Xiomara Castro, si le van a permitir gobernar; porque los Congresistas, son en su mayoría de la derecha.

En tercer problema, es el de la implementación del programa de gobierno, que podría encontrar resistencia en la Administración y en las fuerzas militares.

En todo caso debemos reconocer la capacidad del pueblo hondureño -pese a todos los problemas asesinatos, golpe etc.- para elegir un candidato que represente sus intereses. Ahora, el contexto de Honduras es difícil porque los gobernantes por años de la derecha, están involucrados en el narcotráfico y las bandas de asesinos que están funcionando. Honduras tiene la tasa de homicidios más alto de América Latina, y quizás del mundo. Es un país en el que es muy difícil caminar por sus calles, por esa razón tengo el temor de que haya algún acto violento para evitar la ascendencia de las fuerzas progresistas.

EChI: Como siempre, los minutos finales quedan para que nos comentes otros temas de tu interés.

JP: Ahora estoy trabajando en la complejidad del mundo, mostrando que es cierto que los Estados Unidos, el imperio norteamericano, está en declive como muchos izquierdistas han dicho; pero  también, todos están en declive. Es decir, las fuerzas antiimperialistas han perdido terreno; los anticapitalistas han perdido el camino; como vemos en Europa las fuerzas de la derecha siguen mandando. Y Europa está en declive, peor que Estados Unidos. China deja de crecer dos dígitos, está ahora creciendo a un 7% pero con muchas divisiones internas. Y frente a esto la derecha busca nuevos líderes, nuevas caras, nuevas expresiones.

Además, el hecho de que Estados Unidos no domine América Latina como antes, no significa que haya perdido fuerza; por ejemplo en Argentina tiene importantes fuerzas internas ..Han recuperado suficiente fuerza como para hacer grandes movilizaciones en Venezuela. Entonces, la situación donde el antiimperialismo parecía dominante y la exclusión de Estados Unidos fuera un factor en la nueva dinámica, no es definitivo. No es irreversible. Estados Unidos todavía tiene importantes palancas, como el que tiene con los militares con quienes hacen ejercicios conjuntos; y los bancos siguen funcionando con muchos lazos.

Por tanto, la lucha es entre el declive de Estados Unidos y el repliegue de las fuerzas de izquierda. Y el futuro en este marco es muy incierto.

Lo que tenemos que entender es como la derecha busca nuevos líderes y nuevas expresiones ideológicas, la izquierda también necesita nuevos líderes y renovar las ideologías  para insertarse en el nuevo contexto. No es simplemente pensar que Estados Unidos se está cayendo y que será remplazado inevitablemente por grupos de izquierda. No es así. Creo que las cosas pueden ser más graves, como podemos visto en otras partes del mundo. El panorama es muy contradictorio, donde Estados Unidos perdió terreno como en Africa del Norte, hoy tiene una dictadura como la de Egipto; en tanto, es cierto que entran en Siria y destruyen, pero el gobierno sirio tuvo capacidad de recuperar y contraatacar. Entonces, el panorama es contradictorio porque la historia no funciona en forma lineal, es momento de avances y retrocesos, la única garantía es la organización y la lucha, en base a lo cual también podríamos pensar en un horizonte más optimista parta el futuro; no debemos sentarnos a esperar que todo va a cambiar por su propias contradicciones.

EChI: Bien Petras, gracias por todos estos análisis.

JP: Muchas gracias por todo a la Radio, y tengo mucho envidia de sus 28º, hay 38º más que aquí.

EChI: Ojalá aumente la temperatura por ahí. Un abrazo.

JP: Un abrazo, saludos, hasta el lunes.

(*) Escuche en vivo los lunes a las 11:30 horas (hora local) la audición de James Petras por CX36, Radio Centenario desde Montevideo (Uruguay) para todo el mundo a través de www.radio36.com.uy

Did you like this? Share it:

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)