Sep 192013
 

El análisis de James Petras, 99GetSmart

Professor James Petras

Professor James Petras

Sobre el posible ataque a Siria “estamos en una situación de tránsito” con “las presiones populares y la iniciativa de Putin, pesaron en la solución diplomática y política, por un lado” y del otro lado “tenemos a los halcones en el gobierno, como el señor Kerry, los sionistas y el resto de los guerreristas, que están buscando un pretexto para neutralizar esta ola diplomática para resolver el problema sin entrar en guerra”, explicó el sociólogo norteamericano James Petras en su columna de análisis de la coyuntura internacional en CX36 (*). De todos modos, Petras dijo que habría que preguntarse si “esta idea de desarmar a Siria forma una parte de una trayectoria hacia la solución ante la guerra, o es un mecanismo para debilitar a Siria y después atacarla”. Porque “ya pasó en Irak, los inspectores, el desarme y luego, la vuelta de un ataque más agresivo y con menos consecuencias”, afirmó. Lo que sigue es la transcripción del análisis de James Petras del lunes 16 de setiembre de 2013, que Usted puede escuhar/descargar en el siguiente link: http://content.bitsontherun.com/players/vjB4OJKQ-y47WGXn0.html

Efrain Chury Iribarne: Como cada lunes a esta hora estamos recibiendo a James Petras, en Nueva York. Buenos días Petras, bienvenido.

James Petras: Estamos muy bien, tratando de entender lo que está pasando en diferentes lugares del mundo.

EChI: Bien, como en estas últimas ediciones me gustaría empezar con Siria, dado los últimos acontecimientos.

JP: Sobre Siria tenemos aquí en los Estados Unidos unas presentaciones oficiales que indican que hay muchas posibilidades de frenar el proceso diplomático para una resolución pacífica.

Esta pendiente, por ejemplo, la cuestión de los inspectores que van a revisar las armas químicas sirias. Los inspectores podrían ser expertos, pero también pueden tener afiliaciones y orientaciones políticas que pueden perjudicar cualquier medida adoptada por los gobernantes en Siria. Hemos visto por ejemplo en Irak, donde algunos de los inspectores realmente eran espías para los Estados Unidos y cuando fueron a investigar las armas, también compilaron información útil para el posterior ataque y bombardeo norteamericano. En vez de servir como forma de recopilar información, eran investigadores para el imperialismo, para facilitar los ataques aéreos cuando se lanzaran.

Por tanto, cómo y quiénes van a ser los inspectores, es un punto álgido en esto.

Obviamente que los países occidentales buscan inspectores que actúen a favor de su agenda, que no se trata simplemente de resolver el problema sino más bien de crear  las condiciones para relanzar la agresión militar. Eso me parece claro.

Lo segundo son los obstáculos que están insertando ahora las Cancillerías de Estados Unidos y Francia; quieren toda la contabilidad de todas las armas en 60 lugares, en todos los escondites, en una semana. Y dicen que si no cumplen en una semana, van a nulificar el acuerdo.

Ahora, si se puede cumplir en 7, 8, o 9 días, depende. Pero según ellos, si no se cumple en 7 días todo indica que el gobierno de Siria no está cumpliendo y podrían lanzar la guerra. Eso me parece muy exagerado, es un pretexto para tener una razón para romper el acuerdo.

EChI: ¿Cree que Barack Obama sigue empeñado en bombardear Siria?

JP: Absolutamente.

El acuerdo es algo coyuntural, porque era un momento muy desfavorable políticamente para Washington. No hay que olvidar que la opinión pública y el Congreso norteamericano se oponían a la guerra; incluso algunos sectores más bélicos tenían posturas contrarias a la guerra. Era un momento muy desfavorable. Ni hablar de la situación internacional, donde no pudieron conseguir el apoyo que esperaban de los vecinos para el momento de lanzarse. Y  mucho más aún con la cuestión de quién se va a beneficiar con el bombardeo, que era algo muy debatible, por ejemplo por el poder de los extremistas islámicos. Esas consideraciones eran muy desfavorables para el gobierno.

Ahora, una vez que baja la temperatura, el Congreso ya no está en sesión, la opinión pública siente un alivio porque no habrá guerra; es un momento donde la oposición ha bajado y podríamos decir que Washington no tiene la misma resistencia.

Para esta jornada se espera que el cliente de Washington, el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki Moon, lea el informe de los inspectores de ONU sobre el uso de armas químicas en Siria. Todo indica –según lo ha manifestado el mismo Moon- que el gas tóxico era producto del gobierno, a pesar de que nunca entrevistaron a nadie en posición objetiva, porque simplemente fueron allá a recoger muestras y a hablar sólo con los opositores. Es muy cuestionable esta inspección porque si encuentran que se usó gas, no tienen ninguna investigación sobre quién lo utilizó. Por tanto, hay una inferencia que van a hacer de que si encuentran que se usó gas sería por la política bélica del gobierno sirio y no, lo que muchos dicen –incluso los rusos y otros expertos- de que fue producto de los opositores. Es otro punto que queríamos decir.

En tercer lugar, tenemos el problema en este proceso de que el canciller estadounidense, John Kerry, dice que el “problema de Irán” sigue siendo central. Pese a que Irán ha adoptado posiciones muy moderadas, e incluso hubo intercambio epistolar entre los presidentes Hasán Rouhaní y Barack Obama.

Es que entre los sectores más bélicos en Estados Unidos siguen pensando en la guerra y el enfoque de la guerra en Siria es para amenazar a Irán.

En todo este marco, debemos anotar que Israel siempre está a la vanguardia como fuerza principal empujando la guerra, y como resultado de eso, los representantes de Israel en el gobierno estadounidense –asesores, los mal llamados expertos sionistas,  siguen hablando que las negociaciones van a fracasar y cuando eso suceda, el gobierno debe lanzar las bombas sin consultar al Congreso para así evitar lo que pasó recientemente.

Dennis Ross, que es uno de los principales sionistas  asesor de Obama con profundos y extensos contactos con el gobierno de Benjamin Netanyahu; anunció que ahora no debe haber ninguna otra discusión debido al incumplimiento de Siria. Él asume el incumplimiento, él asume que el gobierno debe bombardear Siria sin consultar el Congreso; o sea evitar cualquier consideración democrática, simplemente cumplir con las tareas que fija Israel.

Eso es un ejemplo de lo que representa el sionismo en Washington.

Ellos sufrieron un golpe táctico con la decisión de aceptar la propuesta de Vladimir Putin; en el momento –recuerden que lo dijimos el lunes pasado- en que los sionistas lanzaron cientos de funcionarios a invadir para presionar en el Congreso. Pero resulta que recibieron el primer gran golpe, cuando el Congreso rechazó sus presiones, que es algo insólito en la historia reciente, porque el 99% de las cartas que llegaron a los congresistas –que fueron cientos de miles- estaban contra la guerra. ¿Cómo podían someterse a los sionistas cuando casi el 100% de los votantes se oponían a la guerra?

Incluso algunos sionistas se dividieron en el Congreso, algunos siguen apoyando la guerra pero otros, bajo la presión e la ciudadanía debieron decir que no están completamente conformes con la política guerrerista.

Estamos en una situación de tránsito, donde las presiones populares, la iniciativa de Putin, pesaron por un lado en la solución diplomática y política. Y del otro lado tenemos a los halcones en el gobierno, como el señor Kerry, los sionistas y el resto de los guerreristas, que están buscando un pretexto para neutralizar esta ola pro-diplomática, pro-reconciliación, pro-resolver el problema sin entrar en guerra.

Pero otro argumento que están usando los halcones, es aumentar y fortalecer la transferencia de armas a los grupos terroristas, porque dicen: ‘si no tiramos bombas por lo menos armamos a la oposición’, es decir a los terroristas con mejores armas.

Eso parece que está en consideración ahora y otra vez los que buscan soluciones diplomáticas sostienen que no se debe aumentar el envío de armas, porque eso puede afectar la destrucción de las armas químicas.

Todo esto hay que ponerlo en un marco más amplio, que es la pregunta: Esta idea de desarmar a Siria forma una parte de una trayectoria hacia la solución ante la guerra, o es un mecanismo para debilitar a Siria y después atacarla.

Es otra hipótesis que estamos considerando. Porque ya pasó en Irak, los inspectores, el desarme y luego, la vuelta de un ataque más agresivo y con menos consecuencias.

EChI: Estoy de acuerdo con ese razonamiento, es un riesgo claro, porque le propósito de Obama es liquidar a Siria.

JP: Es otro mecanismo. En vez de actuar directamente, Estados Unidos utiliza a terceros como es el caso de Francois Hollande y David Cameron para hacer lo que encuentran mucha resistencia en Estados Unidos. Es más fácil para franceses e ingleses canalizar las armas que en este momento Estados Unidos, donde por muchas razones, después de tantas guerras, agotamiento, desencanto, es más complicado. No hay que olvidar que hay mucha gente, incluso de izquierda, piensa que Europa es más moderada, civilizada, que los Estados Unidos. Se olvidan que ingleses y franceses mataron a millones de personas en los países coloniales; y siguieron en el período pos colonial con intervenciones en Asia, África e incluso en America Latina, apoyando terroristas, guerras coloniales.

Siempre van a París al Museo del Louvre o van a Londres a ver el Palacio de Buckingham.; pero mucha gente en América Latina se olvida que con la Carta Magna, el Parlamento británico no era  un obstáculo para fomentar el hambre y la muerte de más de 50 millones de hindúes, o atacar China, destruir la vida de los esclavos africanos, y mucho más, las guerras en Indochina, en Kenya, Malasia, y la pos guerra.

No es nada sorprendente que los mal llamados socialistas en Francia y laboristas en Inglaterra así como los conservadores, están involucrados en esta guerra tomando partido junto a los Estados Unidos.

EChI: Para el final no se si queda algún tema pendiente.

JP: La novedad que debemos tomar en cuenta es que en las grandes revelaciones de Eduard Snowden, sobre la intervención cibernética de los Estados Unidos, con espionaje sobre todas las toma de decisiones de los Presidentes, de los principales líderes en los Congresos y de las principales empresas económicas; es el nuevo tipo de colonialismo y todavía las respuestas han sido muy vacilantes, solo Brasil han actuado con firmeza; ni Argentina ni Uruguay  han respondido comoes soberanos.

Porque debe hacerse un fuerte repudio, un cuestionamiento de las relaciones a todos los niveles, porque esto es como una invasión militar en los años pasados, cuando Estados Unidos mandaba marines para tomar el control de la política, ahora es lo mismo pero utiliza los mecanismos de espionaje.

Si en el pasado se exigía un repudio y casi la ruptura de relaciones ante este tipo de intervenciones, la respuesta, aparte de Presidenta Rousseff, todavía sobre este nuevo tipo de colonialismo es demasiado débil n mi opinión.

EChI: Es así Petras.

Muchas gracias por este profundo análisis para Radio Centenario y nos convocamos para el próximo lunes.

JP: Bien. Le mando un saludo a toda la audiencia, en especial a los pescadores de  primavera en la rambla montevideana.

Did you like this? Share it:

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)